En Cuba crece el gusto por el fútbol y el Real Madrid no quiere estar ajeno.

En Cuba crece el gusto por el fútbol y el Real Madrid no quiere estar ajeno.

Todos sabemos que el fútbol o soccer como todavía le llaman algunos en Estados Unidos, es el deporte más popular en el mundo. La FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación tiene 211 asociaciones o federaciones miembros. Cada país tiene la suya y Cuba no es la excepción. Para que nos demos cuenta del tamaño, la FIFA tiene más miembros que la ONU que tiene 193 países miembros y dos observadores.

En Estados Unidos, después del mundial de 1994, el fútbol ha ido adquiriendo popularidad, tanto en el ramo masculino como en el ramo femenino donde Estados Unidos ha destacado, siendo el actual campeón mundial.

La primera copa mundial femenina se celebró en 1991 y desde entonces cada cuatro años y Estados Unidos ha sido campeón en tres ocasiones, subcampeón en una ocasión, y tres veces ha quedado en tercer lugar. Son millones de niños y niñas que practican el fútbol o soccer en Estados Unidos, y hasta se popularizó el término “Soccer Mom” o mamá que tiene un hijo o una hija jugando fútbol y dedica tiempo a llevar y traer a sus hijos a prácticas y juegos. Obviamente también hay muchos papás que participan activamente.

En Cuba, el fútbol se practicaba relativamente poco aunque en la sala de trofeos del Real Madrid pude ver la lista de jugadores extranjeros que habían jugado en el Real Madrid y con sorpresa me encontré que había 5 cubanos que habían formado parte del equipo y conste que llegar a jugar en el Real Madrid es muy difícil.

En Cuba los deportes más populares tradicionalmente han sido el baseball y el boxeo, pero en los últimos años el fútbol ha ido ganando popularidad. Si antes era muy común encontrarnos por la calle a un grupo de chicos jugando baseball con una pelota hecha con cajetillas de cigarros cubanos y usando un palo de escoba como bate, hoy es muy común encontrar grupos de chicos jugando fútbol pateando una pelota tratando de anotar en una portería pintada en una pared o marcada con piedras en la calle.

En un artículo reciente del periódico “14 y medio”, los periodistas Ernesto Santana y Marcelo Hernández afirmaban categóricamente algo que no se aleja de la realidad: “Mientras la serie nacional de béisbol apenas logra convocar a un millar de espectadores en sus partidos más concurridos, el fútbol mantiene frente a la pantalla del televisor a decenas de miles de cubanos” ya que muchos partidos son transmitidos por la televisión cubana.

Los jóvenes conocen a los principales clubes del mundo, sobre todo al Real Madrid y al Barcelona y las discusiones sobre si Leo Messi es mejor que Cristiano Ronaldo o viceversa abundan. Las finales de los mundiales y de la Champions (Copa de Campeones de Europa) se transmiten en muchas partes y muchos partidos importantes se pueden ver en algunos cines.

A los niños y jóvenes cubanos cada vez les gusta más el fútbol y jugadores famosos han visitado la isla y compartido  con ellos. El 15 de Junio de 2015, el central del Real Madrid Sergio Ramos, visitó Cuba como parte de una campaña de Unicef de la que es embajador. Durante su estancia en la isla, jugó un partido con un grupo de jóvenes en la Habana Vieja y declaró: “Como embajador de Unicef, quiero colaborar en cosas benéficas. No cuesta nada y se disfruta mucho al sacar una sonrisa a los más pequeños. Creo que es maravilloso”. En la cancha le esperaban más de 200 aficionados.

Unos días antes, el 2 de Junio, otro de los jugadores que hicieron época con el Real Madrid, Raúl González, participó en un partido que su equipo de entonces, el Cosmos de New York, jugó contra la selección cubana. Poco tiempo después, Raúl se retiró definitivamente.

La pasada semana, una delegación del Real Madrid, encabezada por su Director de Relaciones Institucionales Emilio Butragueño, que por cierto fue un jugador leyenda del Real Madrid a fines de los 80’s y está considerado entre los 100 mejores jugadores del siglo XX, visitó Cuba y ofreció una sesión de capacitación a niños de 4 escuelas.

El entrenamiento se celebró en el estadio Eduardo Saborit, donde los jóvenes no solo aprendían a dominar el balón y otros conceptos, sino de acuerdo al lema del programa, “aprendiendo valores a través del fútbol” mientras sus padres los observaban desde las gradas.  Después pudieron ver unos videos sobre la vida de grandes jugadores del Real Madrid como el portugués Cristiano Ronaldo, el brasileño Marcelo y el español Sergio Ramos.

La idea es que el año próximo, el programa dure más o menos un mes y pueda extenderse a todas las provincias cubanas. Esto asegura, que el gusto por el fútbol continuará calando entre los jóvenes cubanos. El deporte más popular del mundo, busca convertirse también en el deporte más popular en Cuba y en mi opinión, en unos años lo logrará.