Cubanos en Murcia, España: santería, drogas y prostitución

Por temor a la santería varias mujeres esclavizadas sexualmente, garantizaban obediencia, confidencialidad y fidelidad a los responsables.

Cubanos en Murcia, España: santería, drogas y prostitución

Siete personas, entre ellas un número no precisado de cubanos, fueron detenidas en la región autónoma de Murcia, sudeste de España, en conexión con una red que utilizaba la santería como medio de captación  de mujeres suramericanas, para explotarlas como prostitutas.

Los siete detenidos, de nacionalidad brasileña, cubana y española, y entre 25 y 47 años de edad, han sido acusados de delitos relativos a la prostitución, contra los derechos de los trabajadores, favorecimiento de la inmigración ilegal, tráfico de drogas y falsedad de documentos.

La banda, que operaba en las ciudades de Lorca y Alhama de Murcia, fue descubierta gracias a una pista anónima en un número telefónico habilitado para denunciar casos de trata de personas.

La denuncia apuntaba a un entramado delictivo liderado por una mujer de origen brasileño, quien, ayudada por otras personas, había creado una red criminal dedicada a la explotación sexual y laboral, a lo que se añadían actividades de narcotráfico.

Los investigadores descubrieron que las actividades ilegales se desarrollaban principalmente en tres inmuebles: un apartamento en el centro de Lorca, un chalet de las afueras, y una cafetería en la ciudad donde captaban a chicas suramericanas para trabajar, y posteriormente las derivaban, para ejercer la prostitución, al chalet y al piso, donde también se vendían estupefacientes.

Aproximadamente el 18 % de la población de Lorca, unos 20.000 habitantes, son de origen extranjero, la mayoría de origen ecuatoriano

Según la policía, en los registros efectuados en cinco lugares se hallaron habitaciones dedicadas exclusivamente a altares de santería. Una de las fotos divulgadas muestra también una nganga o prenda de palo mayombe, culto animista que se practica en Cuba y Brasil, adonde fue llevada por los esclavos de origen congo, mientras que la santería se originó en lo que es hoy Nigeria.

En el interior de los inmuebles y locales se encontró a numerosas mujeres en situación irregular, algunas, víctimas, y otras, responsables. De las diez trabajadoras extranjeras halladas, ocho se hallaban en situación irregular y se encontraban en una precaria situación económica, situación de vulnerabilidad de la que se aprovechaban los arrestados.

Los agentes encontraron asimismo numerosas papelinas de cocaína y hachís y unos 300 gramos de crack o piedra de cocaína de gran pureza, así como utensilios para la manipulación y preparación de las dosis.

También fueron incautados 108.000 euros; tres vehículos; documentación y efectos relacionados con el negocio de la prostitución; armas blancas como machetes y navajas, y objetos relacionados con la santería.

Las pesquisas permitieron obtener evidencias del alto poder adquisitivo de los miembros de la banda, los que poseían varios inmuebles, algunos en zonas residenciales, y costosos vehículos.

De los siete detenidos, cuyos nombres no se han dado a conocer, tres prestaron declaración y posteriormente fueron puestos en libertad condicional con cargos. Los cuatro restantes pasaron a disposición de la autoridad judicial, que ordenó el ingreso en prisión de tres de ellos.

Con información de Martí Noticias.

¿Qué Opinas?