El dilema de Zidane: ¿Isco o Bale?

Bale empezó la temporada siendo el mejor del equipo, pero tras un golpe en el partido de Liga de Campeones contra el Sporting de Lisboa el 22 de noviembre, estuvo casi tres meses de baja.

El dilema de Zidane: ¿Isco o Bale?

El galés Gareth Bale es uno de los indiscutibles del Real Madrid, pero en el último tramo de la temporada la gran actuación de Francisco Alarcón ‘Isco’ ha podido suscitar dudas a Zinedine Zidane de cara a la final de Liga de Campeones.

El técnico blanco deberá decidir el sábado en Cardiff frente a la Juventus si mantiene a Isco, el gran favorito de la afición blanca, o vuelve a reconstruir la famosa ‘BBC’ atacante con Karim Benzema, Cristiano Ronaldo y Bale.

“Es normal que haya este debate (sobre esos dos jugadores) porque son los dos muy importantes, son muy buenos los dos, cada uno puede opinar, pero a mí no me va a condicionar, sabemos lo que queremos hacer”, afirmó el martes Zidane, quien, varias veces afirmó que si Benzema, Cristiano y Bale están al 100% “la idea es que jueguen”.

El detalle de estar al 100% puede ser la clave de la elección de Zidane, después que Bale haya tenido una temporada irregular, lastrado por las lesiones.

El propio galés reconocía el martes que “no estoy todavía al 100%, pero trabajo para estar disponible para la final”, que se juega en su ciudad natal y “es especial” para él.

Bale empezó la temporada siendo el mejor del equipo, pero tras un golpe en el partido de Liga de Campeones contra el Sporting de Lisboa el 22 de noviembre, estuvo casi tres meses de baja.

Bale volvió en febrero, pero dos meses después sufrió una lesión muscular frente al Bayern de Múnich en la ida de los cuartos de final de la ‘Champions’ el 12 de abril. Forzó su recuperación para jugar el clásico liguero contra el Barcelona, el 23 del mismo mes, donde sólo aguantó media hora antes de que una nueva lesión muscular le obligara a salir del terreno de juego.

Desde entonces, no ha disputado ni un solo minuto, aunque ha estado ejercitándose para tratar de llegar a la final de la Liga de Campeones.

Isco, llegado al Real Madrid en 2013 al mismo tiempo que Bale y que ha mantenido desde entonces una competencia con el galés, ha sabido aprovechar sus ausencias esta temporada para dar su mejor versión, especialmente en la recta final de la temporada.

El español ha jugado 41 partidos esta temporada, en los que ha marcado 11 goles y dado 7 asistencias, frente a los 26 encuentros disputados por Bale, en los que hizo 9 goles, siete de ellos antes de su lesión de noviembre, y dio tres asistencias.

“Isco es el que marcó la diferencia en ese equipo, además de los goles de Ronaldo”, afirmó el lunes el defensa de la Juventus Giorgio Chiellini.

“Isco ha estado fantástico. Ha jugado muy bien en estas últimas semana y estoy contento por él”, reconoció el martes el propio Bale.

“Por su forma de ser y por la campaña que hizo Isco este año, quizá le daría un pelín de ventaja a Isco, pero vamos a ver como va a llegar bale también, porque ahora está recuperado”, dijo el exjugador blanco, Pedrag Mijatovic, a la AFP, al ser preguntado por cual de los dos podría jugar.

Con Isco en el once, el equipo añade solidez a la hora de la contención en el centro del campo con un hombre que presiona y roba balones, pero cuya técnica y velocidad lo hacen muy peligroso cuando se incorpora al ataque.

Esa faceta defensiva se desdibuja con Bale, un extremo puro más echado hacia delante, que aporta velocidad y pegada al equipo blanco al lado de Benzema y Cristiano.

En un partido en el que la ‘BBC’ ofensiva blanca se enfrentará a la ‘BBC’ defensiva “bianconeri” formada por Leonardo Bonucci, Andrea Barzagli y Chiellini, las salidas explosivas en velocidad pueden ser una de las principales armas de Zidane.

El próximo sábado en Cardiff se verá la decisión final de Zidane, que, con una sonrisa, recordaba el martes que Isco y Bale “también pueden jugar juntos”.

Con información de AFP.
¿Qué Opinas?