Maduro viaja otra vez a Cuba para celebrar aniversario del ALBA: la organización de los caudillos difuntos

El ALBA fue una idea de Fidel y Chávez creada con el objetivo de componer un bloque regional para hacer frente al área de libre comercio de Las Américas.

Maduro viaja otra vez a Cuba para celebrar aniversario del ALBA: la organización de los caudillos difuntos

El presidente venezolano Nicolás Maduro, arribó a La Habana nuevamente este miércoles, con el objetivo de celebrar en la isla el 12 aniversario de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA).

“Llegando a Cuba 22 años después del encuentro entre Fidel y Chávez, a celebrar los 12 años del ALBA y ratificar el camino de unión y liberación”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Maduro fue recibido en el Aeropuerto Internacional José Martí por el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

El ALBA es un proyecto iniciado por los difuntos Hugo Chávez y Fidel Castro, como alternativa al Área de Libre Comercio para las Américas.

Esta alianza fue fundada de manera oficial el 14 de diciembre de 2004 y está integrada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Granada, Nicaragua, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Venezuela, Surinam, Guyana y Haití, este último como miembro observador.

Nicolás Maduro viaja a Cuba en el momento en que  la Asamblea Nacional de su país genera acciones que le conceden toda la  responsabilidad política por la grave ruptura del orden constitucional y democrático, la violación de derechos humanos y la devastación de las bases económicas y sociales de la nación.

Precisamente hoy Argentina asumió  la presidencia semestral del Mercosur en un momento marcado por el polémico cese de Venezuela como miembro del bloque y con unas prioridades que pasan por relanzar el organismo y avanzar en las negociaciones de un tratado comercial con la Unión Europea.

Los cancilleres de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay -países fundadores del bloque- celebraron hoy en Buenos Aires la XI Reunión Extraordinaria del Consejo del Mercado Común (CMC), en una rocambolesca jornada marcada por la insistencia de la ministra de Exteriores venezolana, Delcy Rodríguez, de asistir al encuentro, al que no fue invitada y se le prohibió entrar.

Con información de Diario de Cuba y Prensa Latina.

¿Qué Opinas?