Un poeta extranjero te escribe en La Habana “un poema por 1 CUC”

La policía en La Habana le pidió el “carné de identidad” y “el permiso de cuentapropista para trabajar (escribir poemas) en la calle. El poeta intentó explicar en Alemán.

Después de recorrer varios países como poeta callejero, el educador alemán Maurice Meyers pensó que lo había experimentado todo, hasta que llegó a Cuba. Aterrizó por mar en la isla después de dos años de recorrido por Portugal, Guyana Francesa, la selva amazónica de Brasil, Perú, Ecuador, Colombia y Guatemala (desde donde salió hacia La Habana en el catamarán de unos turistas australianos).

El equipaje de Meyers es ligero, una máquina de escribir Royal, donde teclea su inspiración poética, y un bolso con tres mazas (clavas) albatros para hacer malabares en tiempo difíciles. Durante dos años su principal labor se enmarca en crear poemas para los transeúntes, ya sea por encargo o por antojo de su musa.

“La poesía la escribo cuando llego a ciudades que tienen mucha vida cultural y donde hay mucho turismo”, dice el poeta a CubaNet.

Con información de Cubanet.

¿Qué Opinas?