Venezuela lleva 4 años sin el “Mesías de los Pobres”: Hugo Chávez

Al Chavismo no le gustan las maduradas. La crisis en Venezuela sigue su paso indetenible.

Venezuela lleva 4 años sin el “Mesías de los Pobres”: Hugo Chávez

Venezuela, el ALBA, Cuba, y otros muchos, han sobrevivido 4 años sin Chávez, aunque en la cabeza de Nicolás Maduro su única prioridad sea relanzar a Hugo Chavez con si fuera el producto líder de una marca de moda.

Maduro tiene un crucifijo sobre su pecho. “Aquí amamos a Chávez”, dice un cartel detrás mandatario.  El culto al jefe máximo e la revolución mezcla en una misma pócima la fidelidad ideológica con los guiños mágico-religiosos.

 No nos van a sacar al comandante del corazón, dice eufórico Diosdado Cabello, quien asegura que dentro de 100 años seguiremos hablando de Chávez.

El 17% de los venezolanos consultados por Datin Corp dicen amar a Chávez, mientras que más del 50% confiesa que ni le ama ni le odia. 

Otro estudio, realizado por Datanálisis, sostiene que Chávez, el “Mesías de los Pobres”, mantiene un 50% de popularidad, lo que significaría una pérdida de 21 puntos en relación a la obtenida hace cuatro años. Mucho peor lo tiene su sucesor, Nicolás Maduro, con apenas un 18% a su favor, en un continuo y sostenido retroceso.

El chavismo ha tirado de nuevo la casa por la ventana, cada vez más estrecha, a la hora de confeccionar el programa del cuarto aniversario de la “siembra”. Conferencias, actos, inauguraciones, exposiciones como “Chávez, soldado hecho pueblo” y hasta el estreno en Telesur del documental Chávez infinito

El chavismo sabe que su creador es y seguirá siendo su principal sostén, de ahí el empeño de profundizar su culto. La iglesia de la revolución tiene incluso sus propias capillas, como la que se levanta en Caracas a 200 metros del Cuartel de la Montaña, donde descansan los restos del presidente. Un punto de encuentro para los creyentes en San Hugo Chávez del 23 (en referencia al barrio revolucionario del 23 de Enero, en el oeste caraqueño), quienes rezan el conocido “Chávez nuestro que estás en los cielos”. 

Una especie de culto sincrético que los dirigentes oficialistas no dudan en llevar a la práctica, incluso interpretando sus propios mandamientos: amar a Chávez sobre todas las cosas, no tomar el nombre de Chávez en vano, santificar las fiestas revolucionarias y honrar a tu “padre”, algo que Nicolás Maduro ha repetido todos los días desde que asumió la presidencia hace cuatro años.

“El uso de las creencias religiosas del chavismo es una forma de hacer política. El reto es convertir al ciudadano en devoto”, dejó escrito la investigadora haitiano-venezolana Michele Ascencio.

¿Hasta cuándo señores gobernantes?.

Con información de El Mundo.

¿Qué Opinas?